Hoy vamos a hablar de salud y bebés y para ello cuento con una colaboración especial. Vamos a conocer más en profundidad la fisioterapia respiratoria de la mano de Carlos Crespo, fisioterapeuta de la Clínica Fisioterapia 20, situada en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón.

Esta técnica es de gran ayuda en bebés, y probablemente muchos hayáis oido hablar de ella al emplearse con frecuencia en niños con algunos tipos de discapacidad, en los que su falta de movilidad conlleva un mayor número de secreciones. La fisioterapia respiratoria puede disminuir el volumen de estas secreciones que obstruyen las vías respiratorias, de manera que posteriormente se podrá llevar a cabo una reeducación del patrón ventilatorio y finalmente, hacer un reentrenamiento del esfuerzo.

¿Tu pediatra ha diagnosticado bronquiolitis a tu bebé? ¿Qué puedes hacer? Conocemos la fisioterapia respiratoria

Cuando un bebé tiene bronquiolitis, generalmente no tiene la fuerza suficiente para toser y limpiar la mucosidad que obstruye sus vías respiratorias. El fisioterapeuta ayudará a tu bebé a limpiar sus pulmones.

Mediante ciertas técnicas, el fisioterapeuta drenará las secreciones y luego las enviará a la boca del bebé, donde pueden escupirse o tragarse.

No es necesario esperar hasta que la salud del bebé empeore para comenzar el tratamiento. Puede hacerse de forma preventiva también.

¿Cómo se lleva a cabo una sesión de fisioterapia respiratoria?

El fisioterapeuta no solo está allí para tratar a tu hijo, también lo tranquilizará, te informará y, sobre todo, te advertirá que incluso si tu bebé llora durante el tratamiento, las acciones realizadas no son dolorosas .

El fisioterapeuta observará a tu bebé y te pedirá información sobre su salud (su historial, su tos, sus dificultades para alimentarse, una enfermedad crónica, la calidad de su sueño, etc)

Las diferentes técnicas de fisioterapia respiratoria

Descongestión de las vías aéreas superiores

Este gesto esencial tiene lugar al comienzo de la sesión. El fisioterapeuta comenzará limpiando la nariz de tu bebé introduciendo suero fisiológico.

Para realizar la técnica, el fisioterapeuta mantendrá la boca del niño cerrada presionando la mandíbula inferior al final de la espiración. Este gesto provoca una inspiración nasal que transporta las secreciones hacia la faringe.

Descongestión bronquial

El fisioterapeuta coloca una mano sobre el pecho y la otra sobre el abdomen de tu bebé. Luego ejerce presión para sacar las secreciones de los pulmones y llevarlas a la tráquea.

Esta maniobra se lleva a cabo de 5 a 10 veces, con un período de descanso para promover la expectoración.
Puede dar impresión pero afortunadamente, la caja torácica del bebé es flexible.

Técnica de percusión

Esta técnica es la favorita de los niños porque les parece relajante. Para realizarlo, el fisioterapeuta acariciará y golpeará muy suave el pecho del bebé. Esto es para permitir que salgan las secreciones. .

Drenaje postural

En el drenaje postural, tu bebé estará acostado en ciertas posiciones de 2 a 5 minutos para que la gravedad ayude a llevar las secreciones a la boca. El niño estará la mayor parte del tiempo acostado sobre una almohada o sentado (posición utilizada principalmente para niños pequeños).

La técnica de la tos inducida

Útil para bebés que no pueden toser a demanda o para niños demasiado débiles para toser de manera efectiva.

Este gesto consiste en que el profesional comprima parte de la tráquea para desencadenar un reflejo de tos y permitir así la evacuación de la mucosidad.

Ejercicios de respiración y exhalación forzada

Usados ​​con niños mayores, estos ejercicios están destinados a ayudar al niño a aumentar la cantidad de aire que ingresa a sus pulmones. Esto es esencial para la respiración profunda y para ayudar a aflojar las secreciones producidas cuando se infecta.

Resumen de la sesión de fisioterapia respiratoria

Durante esta sesión, es probable que tu bebé tosa mucho, escupa y llore, pero su condición debería mejorar notablemente al final de la sesión, lo que sin duda te tranquilizará.

Las sesiones de fisioterapia respiratoria permiten controlar el desarrollo de bronquiolitis.

En promedio, de 3 a 6 sesiones de fisioterapia respiratoria son suficientes para que tu bebé se recupere de su bronquiolitis. Aún así la tos puede persistir durante 2 semanas.

En Fisioterapia Clínica20, localizada en Pozuelo y también en Aravaca, podrán informarte de forma más detallada sobre este tratamiento.

Educación y prevención para vosotros/as

Lo principal para tu bebé es recuperar la libertad de las vías respiratorias . Y para ayudarlo, el fisioterapeuta puede enseñarte la técnica más efectiva de lavar y limpiar la nariz.

Es esencial, para la salud y la respiración de su bebé, lavarse la nariz regularmente, especialmente antes de las comidas y antes de acostarse.

 

¿Conocéis esta técnica? ¿Se la han aplicado a vuestros bebés o hijos más mayores?

 

Carlos Crespo fisioterapeuta

Carlos Crespo es Fisioterapeuta de Centro 20. “Siempre me ha gustado aprender sobre temas de salud y bienestar además de aumentar mi conocimiento para conseguir mejorar la calidad de vida de mis pacientes. Siempre estoy en proceso de aprendizaje.”

(Este NO es un post patrocinado)

 2,585 total views,  1 views today