Momento confesionario: soy una de esas madres que tiene que perseguir al pequeño (diez años) para que se lave los dientes. Es una auténtica tortura y odio profundamente que no haya logrado convetirlo en un hábito.

Pero como ya sabemos todos, la vida te da sorpresas…y no os podéis imaginar mi cara el otro día cuando mi hijo, antes de ir al colegio, salió escopetado al cuarto de baño porque había sonado una alarma en mi móvil (que él había puesto). Lo seguí y ahí lo tenía, lavándose los dientes tan contento. Me fijé que el teléfono lo tenía apoyado en el grifo y justo cuando iba a echarle la bronca del siglo me di cuenta de que estaba su imagen, con un pokémon en la cabeza y una musiquita de fondo.

Bueno. El hallazgo del siglo. Qué digo del siglo, de la era…

El descubrimiento que ha cambiado nuestra vida tal y como la conocíamos es Pokemon Smile y no puede ser más bonita. Relaciona cepillado efectivo, eliminación de bacterias con la obtención de pokemons y distintos accesorios. Y claro. CLARO, si se cepillan bien llegarán las recompensas y los tendrás totalmente entregados. Lo he vivido en primera persona…

Nada más abrir la app, rellenamos un breve cuestionario sobre datos básicos como el país al que pertenecemos, la edad y el género. Tras aceptar los permisos de cámara, ya estamos listos para elegir a nuestro Pokémon favorito. Hay disponibles 5,  que son Pikachu, Evee, Squirtle, Charmander y Bulbasur. Una vez elegido, ya podemos cepillarnos los dientes con su compañía.

El sistema del juego detecta si estamos realizando el movimiento para cepillar los dientes, por lo que no sirve escaquearse. Además, en la parte inferior de la pantalla va apareciendo una guía sobre la zona de la dentadura en la que tenemos que pasar el cepillo, para que toda la boca quede limpia y sin restos de comida ni bacterias. Al final del lavado, será el momento de capturar a esos Pokémon que hemos liberado de entre las bacterias.

Además se pueden añadir tantos perfiles como niños haya en casa, de forma que la cámara de la app capte a todos los integrantes.

El funcionamiento es sencillísimo: al cepillarse, los niños podrán derrotar a las problemáticas bacterias si se cepillan con maestría, lo que hará que el Pokémon aparezca. Si se cepillan bien, podrán rescatarlo. Hay 155 especies de Pokémon para rescatar y completar su Pokédex.

Si se cepillan los dientes frecuentemente, podrán ganar Pokéaccesorios que aparecerán en sus cabezas mientras juegan. Pueden guardar las instantáneas con estos: gorros, stickers y la verdad es que son muy divertidas.

Alejandro lavándose los dientes con stickers de Pokemon Smile

Pokémon Smile tiene una opción para programar avisos y que los peques sepan cuándo tienen que lavarse los dientes. También se puede activar un temporizador de entre uno y tres minutos para que puedan saber durante cuánto tiempo tienen que cepillarse. Y, si se cepillan los dientes a menudo, ganarán premios. También hay consejos para que los niños aprendan a cepillarse los dientes mejor.

 614 total views,  30 views today