Diastasis abdominal es el término médico para una separación de los músculos abdominales. Esto puede suceder cuando hay una presión significativa sobre los músculos abdominales, como cuando una mujer está embarazada o después del parto. La Diástasis abdmoninal suele finalizar en cirugía, que pretende poner fin a ese problema. Los ejercicios son buenos aliados, pero no terminan de solucionar la diastasis abdominal.

¿Qué es la Diástasis abdominal y cómo ocurre?

La diástasis ocurre cuando el músculo recto del abdomen se separa y deja un espacio entre ellos. El tejido que los conecta entre sí, llamado línea alba, también puede estirarse y adelgazarse. La diástasis puede provocar un bulto en el área del estómago y dificultar la realización de ciertas actividades, como correr o hacer abdominales.

Esta separación de los músculos abdominales (diástasis) puede ocurrir durante el embarazo o después del parto debido a la presión sobre el abdomen por tener sobrepeso, bebés grandes o cirugía previa en diástasis de rectos (referida a diástasis inversa). En general, parece que los músculos abdominales de la mujer se estiran desproporcionadamente durante el embarazo y esto provoca una separación entre el estómago y la parte inferior del abdomen. En algunos casos, esto podría dar como resultado una gran cantidad de exceso de piel en el abdomen. Las mujeres con diástasis de rectos posparto suelen padecerla

Complicaciones de la Diástasis abdominal y riesgos asociados

La diástasis abdominal (DA) es la separación de los músculos abdominales. Se caracteriza por un espacio entre los dos lados del músculo recto abdominal que se puede sentir como un bulto blando, pegajoso o duro en la línea alba. La DA puede ser el resultado del embarazo, la obesidad o el envejecimiento.

La diastasis abdominal puede dar lugar a complicaciones como:

  • Alineación postural incorrecta.
  • Dolor de espalda.
  • Hernia abdominal.
  • Prolapso de órganos pélvicos.
  • Incontinencia urinaria.
  • Hernia.

Consejos para la recuperación y prevención de la Diástasis abdominal

La Diástasis abdominal es un problema en la que los músculos abdominales se separan, lo que puede causar dolor de espalda y dificultad con la actividad física.

Las mujeres corren un mayor riesgo de desarrollar diástasis abdominal debido a la naturaleza de sus músculos uterinos y suelo pélvico. Estos músculos deben ser fuertes para sostener el útero y la columna, especialmente durante el embarazo, cuando se someten a más estrés de lo habitual.

Hay muchas maneras en que las mujeres embarazadas pueden prevenir o recuperarse de la diástasis abdominal. Algunos de estos consejos incluyen:

  • Evitar levantar objetos pesados
  • Estirar los músculos abdominales durante todo el día.
  • Evitar períodos prolongados de estar sentada.
  • Incorporar una dieta saludable que incluya proteínas, calcio, vitamina D, vitamina C y hierro.
  • Ejercicios pautados por profesionales.

La importancia de reconectar los músculos en el posparto

Por eso, seguir estas pautas puede ser el camino hacia una recuperación. Pero no cabe duda de que la cirugía de esta zona es la solución definitiva a este problema. Se trata de una intervención que se realiza de manera sencilla y que tiene muchas posibilidades de éxito. Que una mujer puede recuperar su figura y función muscular tras haber sido madre bastante más importante de lo que podamos pensar.

Tener hijos no tiene que ser sinónimo de perder el tono muscular y la forma, ya que existen soluciones adecuadas para que la vida sea como antes de la maternidad. A la mejora de la propia figura se une el poder recuperar la función de todos estos músculos implicados en gran cantidad de tareas habituales. La vida de cualquier mujer puede dar un giro muy importante con una intervención que puede hacerle recuperar su estado de salud previo al parto.

 728 total views,  21 views today