Con un niño con 13 años y pañal los escapes nocturnos son más que frecuentes. Cambios de sábanas, de protectores…y colchones calados. Y sí, el no saber cómo limpiarlo me ha llevado a gastar dinero en un montón de productos, sin tener un buen resultado y al final debiendo comprar uno nuevo. La buena noticia es que es fácil si sabes cómo hacerlo y en qué condiciones. Atentos que se vienen unos consejos que son oro puro…

Son muchos los niños que se ven incapaces de controlar su necesidad de orinar cuando se encuentran durmiendo en la cama. Afortunadamente cuando se hacen mayores, este tipo de incidentes disminuyen hasta pasar a ser historia. Sin embargo, durante un tiempo es inevitable que las madres y los padres tengan que lidiar con las manchas de orina que quedan en los colchones.

Para prevenirlas, algunos progenitores se decantan por hacer uso de las conocidas como fundas protectoras. Aun así, incluso las de muy buena calidad en ocasiones no impiden que dicha sustancia penetre en el colchón, con todo lo negativo que ello acarrea.

Tal como comentan los expertos de Sofareva en este artículo de su blog donde explican cómo limpiar un colchón y eliminar manchas resistentes de todo tipo, para eliminar las manchas de orina vamos a necesitar diferentes cosas en función de si está húmeda o seca.

Manchas secas

Desafortunadamente en numerosas ocasiones las mamás y los papás llegan demasiado tarde: el peque se hizo pis encima varias horas atrás, por lo que la mancha ha procedido a secarse.

En tal caso, lo mejor es colocar encima bicarbonato de sodio, el cual no puede faltar en ninguna casa. Es habitual que se intente quitar cuanto antes la mancha, pero se trata de un error. Si ya se secó antes de detectarla, conviene dejar que dicha sustancia química haga su función durante varias horas.

Será entonces cuando, por medio de una aspiradora o incluso un simple cepillo, la mancha saldrá sin demasiado esfuerzo. Pero, ¿y si no lo hace? Ello puede pasar si la cantidad de orina era considerable.

Afortunadamente el bicarbonato de sodio es capaz de ver aumentado más si cabe su poder de eliminación de manchas de orina. Para tal fin basta con hacer una pasta basada en esta sustancia y el agua oxigenada que todos tenemos en casa. El procedimiento es idéntico al ya descrito.

Manchas húmedas

Si has tenido la suerte de ver el colchón antes de que la mancha se seque, puedes diluir en agua el producto ideal para estos casos: vinagre blanco. Se trata de una solución natural muy efectiva.

Generalmente es un producto que está presente en todos los hogares, pero de no ser así tal vez cuentes con el típico limpiador con encimas cuyos detergentes de pH neutro acaban con las manchas húmedas de orina en un parpadeo. En ambos casos es recomendable abrir la ventana del dormitorio para que el colchón se seque cuanto antes.

 

¿Tienes algún truco para limpiar estas incómodas y difíciles manchas?

 4,592 total views,  3 views today