Rodrigo, ¿por qué lloras? ¿te duele algo? ¿quieres agua? ¿hay que cambiar el pañal? Ah, era eso.

¿Qué es lo que tienes Rodrigo? ¿No quieres que me vaya? Me acuesto contigo, un ratito, pero no me des patadas, que no cabemos. ¿Cosquillas en la espalda? ¿AHORA?

Rodrigo, qué susto me has dado. Estoy durmiendo, venga, vamos a tu cama. No son horas de levantarse aún, lo siento.

¿Dónde vas corriendo? Te vas a caer.

Rodrigo, espera que te bajo al salón.

Túmbate ahí, muy bien. ¿Quieres mantita? Mira, esto es lo que hay en la tele. Voy a echarme un rato en el sofá de al lado, ¿eh?

Rodrigo hijo, déjame dormir por favor. Siéntate.

¡No no! Deja el vaso de cristal, que ya hemos tenido bastante. Ahí tienes el de plástico, toma. Todo el agua al suelo…

Rodrigo, deja de gritar que son las cinco. No, no hay tablet aún.

¿Dónde vas? ¡No te balancees en el borde de las escaleras! Cariño, que te puedes caer así. Coge la barandilla, por favor. Toma la tablet y ya, que vas a despertarlos a todos.

¿Ya os ha despertado? Lo siento chicos. ¿Quién se queda con él?

No puedes desayunar aún. Tienes que esperar. Yo sí me hago un café porque no puedo con mi vida.

¿Ya has bloqueado el IPAD? Voy, pero ¡no bajes las escaleras!

Vamos a desayunar, pero ¡si estás empapado! Hijo, hazme un gesto o avisa, que tú sabes. Madre mia cómo has puesto la funda del sofá. Espera que voy a por ropa limpia.

¡No metas la mano en el bol, por favor! ¡No escupas la comida, que no es gracioso! ¡Pero deja de darme manotazos que me haces daño! ¡Y cabezazos! Que no escupas….

Deja a tu hermana que no te ha hecho nada, y no metas la mano en su leche.

Si, yo también te quiero mucho. Oh, qué abrazo más grande….Que sí, que te quiero mil. ¿Más besitos? Eres un mimosón. Sí, ríete.

Rodrigo, ¿qué es eso de tirar el mando por los aires?? Mal

No hijo, no podemos salir a la calle aún, es muy temprano, lo siento.

¿Ya has bloqueado la tablet?

¡No te acerques a la escalera! ¿Qué quieres? ¿Pañal? Voy.

¿Qué ha sido eso?? ¿Te has hecho algo? Pero, ¿cómo te has caído? A ver, ven que te pongo crema. Menudo chichón, ya está. No me voy, me quedo aquí contigo.

¿Qué quieres? ¿Beber? ¿Comer? Vale, toma. Pero ¡no lo escupas!. Mira cómo te has puesto y cómo me has puesto.

Si, me gusta mucho la canción, ¿quieres bailar? Qué bien bailas, ¿eh?

Pero bueno, ¡qué bien llevas el ritmo!! ¡Venga esas palmas!!

Rodri, estoy ayudando a tus hermanos con los deberes, sí te quiero mucho, otro besito, y otro. Ay, que te sientas encima, si es que pesas un montón ya…

Rodrigo no corras de puntillas que te vas a matar. De verdad, a ver si estrenamos mes sin ir a urgencias, por favor.

Pero hijo, ¿qué haces en pelotillas?

Baja de mi cama que la estoy haciendo. Pero ¡deja de tirar la almohada y el pijama al suelo! Qué quieres, ¿jugar a cosquillas?

¡Ay por favor corriendo con el vaso de cristal en la mano!

Rodri, colabora un poquito, ¿no quieres pinchos, ni plasti, ni hoja, ni ficha…? Vale, pero este juego es para pasar así hijo, no para darle al botón en bucle.

No sé lo que quieres pequeño, lo siento…

Rodri, vamos a sacar a Kiara venga. Muy bien, dame tus zapatillas, eso es. El velcro…vale. Si me das la cuerda de Kiara, gracias. Ahora ¿qué va? Las llaves, muy bien. Anda, y mis gafas, ¡muchas gracias!.

No te tires al suelo que esa señora está como a diez metros de tí y no te va a decir nada, que pesas mucho. Anda bien, apoya. ¿Te has hecho daño? Si es que de puntillas por el campo…

Estás aburrido, ¿qué hago contigo?

Mira Rodri, ¡¡pásame la pelota!! Pero hombre, ¡no la lances para atrás!

Si, yo también te quiero un montón. Das los mejores abrazos del mundo.

¿Te gusta estar aquí con Ale viendo los dibus? ¡Genial!

Que alguien se quede con Rodri aquí por favor.

¡Anda! Has sacado el yogur de la nevera, muy bien! Entiendo que quieres comer algo…¿Qué falta? La cuchara, genial, pero mira, mejor una pequeña, que la sopera no nos cabe. Vale, ahora tira el envase a la basura. ¡Choca!

No, no puedes salir a la calle ahora. Lo siento.

No, la piscinita no tiene agua hijo, ¡pero no te metas!

¿Qué haces en la bañera? Pero si te has empapado. Y el grifo a tope. Ven que te lo quite todo y ya aprovecho para ducharte.

Rodri no te duermas aún, que no es hora.

¿Por qué gritas? ¿Qué es lo que quieres?

Tienes que comer algo, que son muchas pastillas y el jarabe por favor. No tengo fuerzas para sujetarte los brazos con una mano, ayúdame por favor. No puedo ya con las comidas pequeño, de verdad, no puedo.

¿Le damos de comer a Kiara? ¡Muy bien! Pero ¡la comida dentro del plato! Dios, cómo has puesto el suelo.

¿Quieres dormir? Di “buenas noches” con la mano, ¡muy bien!. ¡Uy! ¡Que te pillo! ¿Ya tienes todos los cojines, peluches? ¿Sí? Dame un besito. ¡Ohhhh, qué gran abrazo! Te quiero mucho, lo sabes, ¿verdad? Hasta mañana.

670 total views, 4 views today