“– Mami, vamos a buscar un trébol de cuatro hojas. En el cole hay muchos pero de cuatro no.
     – Uf, eso es muy difícil.
     – Es que quiero ver si encuentro y saludo a Federito

Federito

 
¿Y quién es Federito?

Federito es un trébol de cuatro hojas que nació en un jardín donde todos los tréboles habían nacido con tres, y ¡era raro!. Se reían de él, le gastaban bromas y no le aceptaban. Un día Frederito conoció al trébol más viejo y sabio, DioniSIO que le explicó que los tréboles como él eran los de la suerte porque sólo nacían así uno entre diez mil, y eso lo convertía en uno muy especial. Cuando Federito lo compartió con el resto de tréboles todos se hicieron sus amigos y nunca volvió a estar solo. Una vez alguien lo encontró y quiso arrancarlo pero un niño tan especial como él, que conoció en esta historia lo impidió, así que Federito siguió viviendo feliz en su jardín rodeado de sus amigos.

FEDER, la Federación Española De Enfermedades Raras lleva desarrollando desde 2012 este programa de sensibilización en numerosos centros educativos de toda España, destinado a niños entre 5 y 8 años y mis hijos  tuvieron la suerte de participar en él.
La idea del proyecto es llevar la educación en la diversidad a las aulas, de manera que nuestros peques aprendan que las diferencias deben ir acompañadas de un cambio de actitud que implique aceptación, respeto, tolerancia, comprensión por la diversidad…
Y he de decir que los niños acabaron encantados e interiorizaron el mensaje.
Este cuento infantil es obra de María Tomé y nació con la finalidad de acercar la realidad de quienes conviven con una enfermedad rara a los más pequeños, bajo la idea de que todos somos diferentes y que debemos entender la diferencia como una cualidad que nos hace únicos y especiales.

Por cada trébol de cuatro hojas, existen 10.000 que sólo tienen tres. Por cada 10.000 personas, sólo cinco conviven con una enfermedad rara.

Este paralelismo es lo que motivó el simbolismo que representa Federito como imagen y emblema de FEDER. Así su historia va de la mano con los millones de historias  que, como la suya, viven las personas con una patología poco frecuente.

La historia de Federito es un alegato a la lucha por conseguir hacer de esta sociedad un mundo mejor para los más de tres millones de personas que conviven con estas patologías en nuestro país, porque la realidad es que los menores con EERR se enfrentan con múltiples problemáticas en el entorno escolar. De hecho, un 30% de las familias se sienten discriminadas. Un libro muy especial pensado para hacer llegar a nuestros pequeños la importancia de la igualdad de oportunidades y una percepción positiva de los niños con enfermedades minoritarias a la vez que las familias también colaboramos de manera activa.

Se puede adquirir a través de este enlace.

El programa incluye, además del trabajo de los voluntarios en los centros escolares, la colaboración de las familias:

– Colocando el cartel en un lugar visible para leer en familia el cuento.Federito

– Conversando con los niños sobre las acitvidades realizadas en clase junto a sus compañeros: si les ha gustado, qué les ha parecido, qué han aprendido, qué opinan…

– Completando una serie de preguntas y enviando un mensaje de ánimo a las familias.

– Invitando al niñ@ a dibujar algo muy especial que será recogido para repartir entre niños con alguna EERR,

La sensibilización y la normalización para lograr la inclusión real es un trabajo conjunto de entidades, centros escolares y familia. Se necesita la colaboración de todos para lograr cambios actitudinales y que los niños comprendan para lograr ser unas personas tolerantes educadas en la igualdad.
   Y tú, ¿conoces algún trébol de cuatro hojas?