Los problemas de accesibilidad en el hogar y la necesidad de adaptaciones son un problema universal a las familias que tenemos grandes dependientes a nuestro cargo. Implican estudios previos, un gran desembolso y el encontrar profesionales que hagan bien su trabajo. Da igual que busques en Madrid, en Málaga o que debas hacer una reforma en Barcelona, lo que importa, al final es la calidad del resultado final.

Rodrigo es gran dependiente. Eso implica que necesita y va a necesitar ayudas para todas las áreas de su vida,  por parte de terceros y mecánicas. Además necesitará que generemos espacios que favorezcan su movilidad y autonomía.  Y sí, quizás en el futuro debamos llevar a cabo la realización de reformas en casa para poder lograr esa accesibilidad en los diferentes espacios de cara a trabajar su autonomía (en la medida que sea posible) y asegurar su seguridad.

Una recomendación que nos han hecho y quiero compartir: se debe especificar al inicio de cada proyecto los resultados que esperamos, en función de las limitaciones funcionales concretas. Y esto es un requisito que debe cumplirse, siguiendo el ejemplo anterior, independientemente de que se trate de ampliar el acceso a viviendas en Madrid, adaptaciones de mobiliario de cocina en Málaga o reformas de baños en Barcelona.

Visualizar el futuro de tu hijo no es algo sencillo para muchas familias atípicas, ni sencillo ni fácil. Asumir que puede haber un deterioro de su funcionalidad, que uno se va haciendo mayor y no va a poder prestarle la ayuda que necesita o que su movilidad le va a impedir realizar determinadas acciones es la base para plantearse las adaptaciones de las viviendas, porque al final es lo que van a permitir esa movilidad, la autonomía, poder disfrutar del entretenimiento en el hogar y facilitar la comunicación de todas las personas

En nuestro caso el caminar de puntillas, el famoso “pie equino” era algo que parecía controlado…hasta que llegó la pandemia. Se ha cronificado tanto que la rigidez de sus pies dificulta por no decir imposibilitan el trabajo de los profesionales. Estamos barajando entre diversas alternativas, el incremento de sesiones de fisio, la utilización de DAFOS, la infiltración de toxina Botulínica y la intervención quirúrgica. Esto último es lo que nos tiene ahora mismo en un estado de preocupación, para qué voy a negarlo, permanentemente. Escayolas, postoperatorio, rehabilitación, accesibilidad…a mi mente vienen multitud de situaciones y problemáticas que pueden surgir. Y no solo ahora, sino mirando con perspectiva al futuro.

Y nadie nos da garantías de que su marcha vaya a mejorar, una marcha que cada vez es más inestable.

Cuando parece que lo tienes todo bajo control, de pronto, llega algo que te vuelve a poner en tu sitio, recordándote que no puedes bajar la guardia. Porque la realidad es que nuestra calma es una calma efímera y las necesidades de Rodrigo van cambiando, superando algunas, generando otras bien distintas. Así que tenemos que contemplar todas las opciones, y una de ellas implica realizar determinadas reformas en casa:

¿Qué debemos tener en cuenta si tenemos que llevar a cabo mejoras en la accesibilidad?

 

  1. La movilidad
    • Reformar las puertas para que la persona pueda transitar con facilidad entre las diferentes estancias de la casa.
    • Instalar agarraderos en las paredes situados a una distancia adecuada.
    • Espacio suficiente en pasillos y puntos de giro para que se pueda maniobrar con soltura en una silla de ruedas.
    • Suelos fijos y antideslizantes, sin irregularidades ni obstáculos.
  2. Ambiente adecuado y confortable, acorde con las capacidades
  3. La seguridad. Deben instalarse detectores de humos, con alarmas accesibles
  4. Cocina: La altura de los muebles debe permitir acceder a los objetos en su interior y el interior de los armarios debe estar organizado de forma que los objetos que se usan con más frecuencia sean fácilmente accesibles.
  5. Cuartos de baño: siendo uno de los espacios más adaptados por la peligrosidad que implica en cuanto a caídas se refiere. Desde ampliación y modificación de duchas y bañeras con elementos de sujeción y apoyo, sin desniveles, suelos antideslizantes, sanitarios adosados a la pared…
  6. Los enchufes e interruptores pueden modificarse en función de las necesidades de la persona, incluso pudiendo activarse a distancia.

Estas son solo algunas de las modificaciones más relevantes que pueden realizarse en las viviendas para mejorar la accesibilidad y hacer de la vida de nuestros familiares lo más cómoda y autónoma posible.

Que parece que no va a llegar ese momento, pero llega y hay que ir preparándose y pensando en ello. Porque anticipar esos proyectos, comparar profesionales y presupuestos, buscar ayudas…es algo que tarde o temprano tendremos que hacer.

 

 1,705 total views,  2 views today