Seguro que si os pido a cualquiera de vosotros que os acerquéis al botiquín, armario o cajón de los medicamentos encontráis algún envase ya caducado.

Puede ser que os preguntéis “¿cómo es posible que esto lleve aquí  desde el 2018?”. Muy sencillo, porque solemos hacer revisiones solo de vez en cuando: si nos desbordan la cantidad de cajas, frascos y blisters sueltos, porque está todo desordenadísimo o cuando buscamos algo en concreto y nos percatamos del lío que tenemos montado, por poner algunos ejemplos cotidianos.

Vivimos en una sociedad en la que la cultura del reciclaje está más que integrada en nuestro día a día, trabajándose desde el hogar y las escuelas. Y eso incluye a un tema como el de los medicamentos que no usamos. Así, se debe seguir concienciando en este tema dada la relevancia que tiene para el medio ambiente.

Y aquí es donde yo os pregunto si os suena de algo el “Punto SIGRE”, sí, ¿verdad?. Seguro que cualquier día en la farmacia os habréis fijado en una especie de contenedores blancos…

#PuntoSIGRE

Hoy me gustaría hablaros sobre ellos, sobre la campaña “Un paso al frente por el medio ambiente”, cuya finalidad es la de concienciar sobre la importancia que tiene gestionar los medicamentos de casa de manera correcta para la salud y para nuestro planeta.

LA CAMPAÑA

“Un paso al frente por el medio ambiente” es la última campaña de SIGRE. Su objetivo es el de invitarnos a tomar la iniciativa para, mediante un sencillo gesto como es depositar los restos de medicamentos y sus envases en el Punto SIGRE, lograr la participación con el fin de conseguir un planeta más saludable. Y este mensaje es el que podemos transmitir a nuestros hijos, compartiendo además con ellos ese momento colaborando con el medio ambiente.

Cada acción que realizamos de reciclaje, de uso correcto y de buenos hábitos es #UnPasoAlFrente por el Medio Ambiente, una campaña sin duda, más que necesaria, e interesante conocer.

una mujer y dos hombre caminando hacia delante. #PuntoSIGRE

SIGRE y el Punto SIGRE

Se trata de una entidad sin ánimo de lucro creada por iniciativa de la industria farmacéutica, con la colaboración de la distribución y las farmacias. Busca el garantizar la correcta gestión medioambiental de los envases vacíos o con restos de medicamentos de origen doméstico.

Persigue un doble objetivo: medioambiental para reducir los perjuicios medioambientales que los envases y restos de medicamentos pueden ocasionar y sanitario, favoreciendo la no acumulación de medicamentos en los hogares y sensibilizando al ciudadano sobre los riesgos sanitarios derivados del uso inadecuado de los mismos.

Según la Asociación española de pediatría, en 2019 las intoxicaciones accidentales más frecuentes entre niños menores de 7 años fueron producidas en un 59% por la ingesta de fármacos por error, muy por encima de los productos del hogar. Así que este dato es lo suficientemente relevante como para entender la importancia de este tema..

La farmacia es el único lugar de recogida de los residuos de medicamentos, allí pueden informarnos sobre el uso adecuado de los mismos, así como sobre el correcto reciclaje. Actualmente existen más de 22.000 colaboradoras.

¿Y cómo funciona? Una vez que los envases vacíos o con restos de medicamentos se depositan en el Punto SIGRE, a través de la logística inversa la distribución farmacéutica aprovecha el reparto de nuevos medicamentos a las farmacias para recoger los residuos y los almacena en sus instalaciones. Desde ahí, gestores autorizados los llevan hasta la Planta de Clasificación de Envases y Residuos de Medicamentos. Así se consiguen reducir las emisiones de CO2 generadas por el transporte de los residuos y se garantiza el control farmacéutico para evitar sustracciones o su uso ilícito.

Ojo, porque todos los restos de medicamentos son destruidos: la normativa vigente prohibe el uso de estos residuos para nuevos pacientes por el riesgo sanitario que supone su reutilización.

Por último, los Puntos SIGRE solamente están destinados a fármacos. Ningún otro producto sanitario o de cualquier otro origen pueden ser depositados en ellos, de lo contrario estaríamos alterando y contaminando todo el proceso posterior.

#PuntoSIGRE

¿CÓMO PODEMOS RECICLAR CORRECTAMENTE?

Esta es una muy buena pregunta.

La falta de control de los medicamentos en el hogar  implica contar con envases caducados, mal conservados, mal almacenados o ubicados en lugares poco apropiados. Esto conlleva una serie de riesgos que solemos pasar por alto en este frenético ritmo de vida que seguimos como tomar un fármaco que no es apto por no haber sido preservado correctamente, no fijarnos en la fecha de consumo, la tentación de automedicarnos de manera irresponsable, el peligro de intoxicación en los menores como hemos comentado…

Así, el procedimiento a seguir para evitarlo es muy sencillo.  Al finalizar un tratamiento los envases que queden a medias o vacíos los llevaremos directamente al Punto SIGRE, no los guardaremos o tiraremos en otros contenedores. Colaboraremos con el medio ambiente y evitaremos el riesgo de una futura automedicación inadecuada.

Deberemos revisar los botiquines de casa cada 6 o 12 meses y todos aquellos medicamentos no necesarios, caducados o en mal estado de conservación los depositaremos en el Punto SIGRE de nuestra elección. Es importante guardar los medicamentos con envase original y prospecto (este TAMBIÉN se recicla). Asimismo, debemos ir guardando en el botiquín los envases vacíos (frascos, blísteres, aerosoles, ampollas, etc.) y las cajas de cartón, conforme vayamos finalizando los medicamentos para posteriormente reciclarlos.

BENEFICIOS DE UN CORRECTO RECICLAJE

Esto, si lo llevamos a cabo correctamente implica toda una serie de beneficios tanto medioambientales como sanitarios.

  • Evitamos que los restos de medicamentos lleguen al medio ambiente, protegiendo la fauna y flora de nuestro planeta. Pueden contaminar nuestros suelos y aguas si se mezclan con la basura doméstica o se tiran por el desagüe así que nada de desecharlos como el resto de residuos caseros. ¡Qué mejor fin que cuidar nuestro planeta!, ¿no?
  • Facilitamos el reciclado de los materiales de los envases (cartón, vidrio, plástico, etc.), evitando la tala de árboles.
  • Contribuímos a la generación de energía eléctrica mediante la valorización energética de los restos de medicamentos, reduciendo así el consumo de combustibles fósiles.
  • Ahorramos cada año la emisión de unas 1.400 toneladas de CO2
  • Evitamos la acumulación de medicamentos en el botiquín doméstico disminuyendo todos los riesgos asociados que hemos comentado.
  • Fomentamos hábitos sanitarios saludables, como el cumplimiento de los tratamientos prescritos  o la revisión periódica del botiquín.

EL BOTIQUÍN EN CASA

Todos contamos con material de primeros auxilios en casa y un lugar para guardar los medicamentos y productos sanitarios, pero, ¿lo estamos haciendo bien? Aquí van una serie de recomendaciones, tomad nota:

¿Qué debe contener?

Material de cura: algodón, gasas estériles, tiritas, vendas, esparadrapo, suturas quirúrgicas, cinta de goma, antiséptico y desinfectante. También, tijeras, pinzas y un termómetro.

Medicamentos: fármacos para afecciones leves como los analgésicos, antitérmicos, productos para picaduras de insectos, antiinflamatorios y pomadas para las quemaduras. También aquellos que sean prescritos para las enfermedades de los miembros de la familia.

Teléfonos de emergencia: resulta muy útil que indiquemos los números necesarios a los que llamar en caso de emergencia tales como el centro de salud, directorio médico, ambulancias y Centro Nacional de Toxicología.

Ubicación

Debe estar en un sitio fresco y seco -evitar el baño y la cocina- donde la luz no incida de forma directa. Por supuesto, que esté fuera del alcance de los niños.

Además de esto, obviamente existen una serie de condiciones de conservación propias de cada medicamento que deben conocerse. Algunos requieren el estar en la nevera, consumirse tras una serie de días al ser preparados, otros cuentan con una efectividad limitada una vez abiertos…

Botiquín casero.

Imagen: COFM

Si queréis, además trabajar esta campaña y el tema del reciclaje con vuestros hijos os recomiendo que busquéis en su web recursos educativos. Los hay tanto para primaria como para secundaria. Educar a las nuevas generaciones en la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente es uno de los mayores legados que podemos dejarles.

Seguro que casi todos conocíais estos contenedores pero, ¿los habéis usado? ¿Teníais información de cómo se utilizaban? ¿Y el tema botiquines en casa? ¡Me interesa mucho conocer vuestra opinión!

*Este post forma parte de una colaboración conjunta con Madresfera y SIGRE.

 

FUENTES:

 4,118 total views,  2 views today