Riesgos del consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia

Riesgos del consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia

Un año más la Asociación Española de Matronas y Cerveceros de España lanzan la campaña “Porque él bebe lo que tú bebes” una iniciativa de concienciación dirigida a mujeres que se encuentran en período de embarazo o lactancia con el objetivo de informar del riesgo que el consumo de alcohol en cualquiera de estas dos etapas puede suponer para la salud del feto o el recién nacido.

La campaña se presentó el pasado 29 de septiembre en Barcelona en un evento organizado por la comunidad Madresfera con la participación de la matrona Charo Sánchez Garzón (@charomatrona1) del Comité de la Asociación de Matronas (AEM), la nutricionista Andrea Calderón (@andreacaleronnutricionista) y  la influencer de maternidad Ruxanda (@alwaysjuntis en instagram) quien aportó su experiencia como madre primeriza respecto a los miedos y retos de la maternidad.

 

Cartel campaña "El bebe lo que tú bebes". Alcohol, embarazo y lactancia

Un estudio revelador

Un ¹estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de BCNatal (Centro de Medicina Maternofetal y Neonatal de Barcelona, del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y el Hospital Clínic) conjuntamente con investigadores de Italia reveló que un 42% de las embarazadas participantes habían tomado alcohol en un contexto de consumo social, esto es “una copita el fin de semana”.

Según las respuestas a los cuestionarios, solo un 2,6% de las mujeres reconocía haber consumido alcohol más de una vez durante el embarazo, pero los análisis de cabello mostraban unos datos muy diferentes y solo un 35,3% mantuvieron una abstinencia total.

Así, los resultados pusieron de manifiesto que la ingesta de alcohol durante el embarazo todavía está infravalorada.

La percepción que se tiene de riesgo en el feto por culpa del consumo de alcohol es baja o nula en las mujeres embarazadas, además, en nuestra sociedad el consumo habitual, una copa de vino o una cerveza, no se ve como una práctica de consumo de alcohol que deba notificarse al médico. Sin embargo la realidad que arrojan las investigaciones es rotunda: solo hay un nivel de consumo de alcohol seguro durante el embarazo y la lactancia y este es cero.

 

Riesgos del consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia ²

EMBARAZO

Uno de los aspectos que presenta más desconocimiento es el concerniente al consumo de alcohol previo a la búsqueda de un embarazo siendo las recomendaciones de los profesionales son claras: si se está planificando un embarazo no se aconseja el alcohol. Una de las principales razones es que no se puede calcular a día de hoy el momento exacto para la concepción, de manera que suele ocurrir que cuando se confirma el positivo pueden haber pasado varias semanas de embarazo. Se trataría de semanas cruciales ya que son las etapas iniciales de desarrollo embrionario donde el bebé es especialmente vulnerable pudiéndose haber estado consumiendo sin saber que ya se estaba embarazada.

El consumo de bebidas alcohólicas durante el embarazo puede generar daños en el crecimiento de los órganos del futuro bebé o en su desarrollo cerebral, en ocasiones irreversibles. Es un potente teratógeno (atraviesa la barrera placentaria) que además actúa directamente sobre el cerebro, el órgano más sensible a sus efectos, produciendo alteraciones a nivel del Sistema nervioso central en algunos casos tan pequeñas que son indetectables pero que ocasionan importantes trastornos neurológicos

Entre algunos de los problemas se encuentran: problemas de corazón, riñones o huesos e incluso en los peores casos un aborto espontáneo o una muerte fetal.

El Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) se incluye dentro de los llamados síndromes de influencia prenatal. A diferencia de los síndromes genéticos, el SAF se produce durante la gestación del embrión y no viene determinado por un error en la codificación genética. Su causa es la ingesta y abuso de alcohol (etanol) por parte de la madre durante el periodo de formación del feto antes de su nacimiento.

Hay varios autores que hacen una distinción desde una dimensión cualitativa entre el SAF (Síndrome Alcohólico Fetal) y el TEAF (Transtorno del Espectro Alcoholico Fetal). Es decir, lo que se plantea es un continuo de mayor a menor afectación dependiendo de la cantidad, tipo o momento de la ingesta del alcohol por parte de la madre, así como la concurrencia de otros factores de riesgo. En el extremo de mayor afectación se encuentra el SAF que incluye síntomas más severos.

Información Síndrome alcohólico fetal

Fuente: AFASAF

LACTANCIA

El consumo de alcohol en exceso durante esta época puede generar graves problemas de salud en el recién nacido. Entre ellos, una reducción de la capacidad cognitiva,  la posibilidad de desarrollar posibles retrasos en el crecimiento, un empeoramiento del razonamiento no
verbal (en comparación con el resto de los niños que han sido amamantados por mujeres que no consumían alcohol) o una reducción en el reflejo de bajada de la leche materna, lo que puede significar que el bebé obtenga menos leche materna durante las tomas. En los casos
más graves, un consumo agudo excesivo puede provocar coma, convulsiones y riesgo de muerte en el lactante.

 

Alimentación saludable

Es importante tomar conciencia también de  la importancia de seguir una alimentación equilibrada y saludable tanto durante la gestación como durante el período de lactancia, tanto para la madre como para el bebé. Mientras damos el pecho son necesarias 500 kcal extra, además de tener necesidades aumentadas de nutrientes como el calcio o el hierro entre otros, por lo que realizar varias ingestas al día siguiendo las pautas dietéticas recomendadas asegurará que se cubran todos los requerimientos.
Se deben consumir, entre dos y tres veces al día, verduras, frutas y hortalizas que aportarán vitaminas hidrosolubles, fibra y multitud de compuestos antioxidantes con beneficios adicionales para su salud. Además, es fundamental la ingesta habitual de legumbres
(2-3 veces a la semana) y la inclusión de frutos secos no fritos y semillas habitualmente. Por supuesto, siempre se priorizará como grasa de elección, tanto para aliñar como para cocinar, el aceite de oliva virgen. Por último, también se debe incluir pescado (inclusive
pescado azul) y huevos, entre 3-4 veces por semana, ya que son ricos en grasas omega 3 esenciales para el desarrollo correcto del bebé, nutriente que interviene en la formación de las estructuras del sistema nervioso del recién nacido.
Una alimentación equilibrada proporciona los nutrientes adecuados para favorecer el crecimiento y desarrollo del bebé, la calidad de la placenta, mantiene el nivel de energía a lo largo del embarazo, parto y post-parto, previene anemias y activa la producción de la leche.

Por otro lado, la composición de la leche materna asegura una nutrición ideal para el bebé al contener elementos exclusivos que protegen a los niños frente a enfermedades relacionadas con los radicales libres, enfermedades degenerativas y metabólicas, o aquellas provocadas por un déficit de defensas. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como la alimentación ideal para un recién nacido hasta los seis meses de vida.

En cuanto a la hidratación, las mujeres en periodo de lactancia también deben de asegurarse de beber adecuadamente. Si bien el agua es la mejor opción para conseguir los niveles adecuados de hidratación, las madres también pueden decantarse por infusiones o leche. Respecto a la cerveza si se desea consumir siempre que sea 0’0.

 

Alimentación saludable madre lactante

FUENTE: https://www.reproduccionasistida.org/alimentacion-lactancia/

 

FUENTES

¹ Maternal hair testing to disclose self-misreporting in drinking and smoking behavior during pregnancy. Alcohol, volumen 67. Marzo 2018. Páginas 1-6. https://doi.org/10.1016/j.alcohol.2017.08.010

² Consumo de alcohol en el embarazo: riesgos y Trastornos del espectro Alcohólico Fetal. Rescatado de https://saludesfera.com/2020/02/25/consumo-de-alcohol-en-el-embarazo-riesgos-y-trastornos-del-espectro-alcoholico-fetal/

* Este post forma parte de una colaboración con Madresfera.

 2,241 total views,  8 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Vanesa Pérez Padilla + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web + info

¿Quién soy?

Me puedes encontrar también por aquí…

Además, si necesitáis ayuda profesional, esta es mi consulta…

Me encontrarás en Madresfera

Y en Saludesfera…

También cocino #tweetchats

#Cronichat

Aquí también se escribe sobre…

Web acreditada de interés sanitario

Colaborando con Visit Benidorm. #Benidorminclusivo

Colaborando con Visit Benidorm.Apostando por el ocio familiar accesible.

#benidorminclusivo

#embajadorikea Por el diseño accesible y universal

Web diseñada por livire.es

Diseño páginas web en Valladolid

Logo by Fina La Endorfina