Las redes son magia.

Lo son desde el momento en el que tomas contacto con personas que comparten una historia en común contigo. En mi caso hablo de todas esas familias con hijos con alguna discapacidad, con las que puedo desahogarme, de las que puedo aprender, reírme, asombrarme…
Tooltip Text
Una de esas personas con las que entablé una relación de seguimiento fue Mike Bonales. No os imagináis mi sorpresa cuando hice mis cábalas y se encendió la bombillita: era el creador de Conejo Frustrado,  unas tiras cómicas protagonizadas por Rodolfo Zanahorias hilarantes, y de Polo Sur, e HICE MEMORIA…

Portada de Polo Sur De Mike Bonales

¡Oh sí! Una firma en Polo Sur conseguida en una de tantas feria del cómic de Madrid, con el ejemplar guardado como oro en paño.

Soy afortunada, lo sé.

Pues como os decía, andaba yo perdida hace un par de días por los mundos de twitter cuando lo vi:

Pero ¿cómo era posible que esto se me hubiera pasado por alto???Obviamente me hice mecenas de forma inmediata, y mientras le daba al click me decía: esto tiene que llegar a todas partes. ¡Qué ilustraciones más preciosas!

Ilustración de una familia con un niño pequeño y un bebé. PoIlustración de una familia con un niño pequeño y un bebé.Cachito de Mike Bonales, dedicado a la discapacidad infantil

Dibujo de una familia alrededor de una hoguera mirando la luna y una estrella fugaz. Portada cuento Cachito de Mike Bonales, dedicado a la discapacidad infantil

Pero además es que tiene una historia detrás que no os va a dejar indiferentes. Y ¿por qué? Porque este padre, diseñador, ilustrador y dibujante de cómics se ha volcado en un proyecto totalmente diferente, como él mismo dice “el más personal hasta la fecha, y el más importante… ¿Por qué? Porque trata sobre mi hijo pequeño: Óscar.”

Cuando Óscar nació todo parecía ir bien, pero a las dos semanas de vida comenzó a tener varias crisis epilépticas al día. Después de pasar por dos hospitales, nos dieron un diagnóstico: nuestro pequeño Óscar tenía displasia cortical, una malformación en el cerebro que le provocaba esas crisis.

El problema tenía solución: había que operarle. Sin embargo, debíamos esperar a que tuviera suficiente peso y cumpliera 6 meses. Hasta entonces, Óscar tuvo decenas de crisis cada día.

Luego le operaron, y entonces todo cambió. A los pocos días de haberle operado ya no tuvo ninguna crisis, y hasta el día de hoy no ha vuelto a tener ninguna más.

Evidentemente, Óscar tiene secuelas: su ángulo de visión es más reducido, la parte izquierda de su cuerpo tiene menos fuerza y, sobre todo, a causa de tantas crisis, tiene retraso cognitivo. Necesita ir a terapia varias veces por semana, donde le ayudan a avanzar: moverse correctamente, mejorar la atención, comunicarse, aprender…

La idea surge motivada por el deseo de contarle a su hijo mayor qué sucedía con su hermano de una manera sencilla. Y qué mejor manera de hablar sobre diversidad y discapacidad que a través de los cuentos, ¿verdad? Además de que así Óscar, cuando fuera más mayor, podría comprender qué era lo que le ocurría.

A través de la plataforma Verkami, ha presentado distintas modalidades de mecenazgo con diversas recompensas. Además del libro físico y en pdf podéis tener marcapáginas, láminas digitales e impresas, algunas en edición limitada… Y lo mejor es que puede enviarse a cualquier parte.

Cachito: un cuento sobre discapacidad infantil

Lógicamente os preguntaréis que a qué se van a destinar las aportaciones realizadas: a los tratamientos que Óscar va a necesitar a partir de los 6 años.

Nuestro sistema contempla la atención temprana a niños que presentan necesidades especiales, transitorias o permanentes, originadas por deficiencias, alteraciones en el desarrollo o riesgo de padecerlas. Es un servicio de carácter gratuito con el objetivo es minimizar y, en su caso, eliminar los efectos de una alteración o discapacidad, así como la aparición de discapacidades añadidas.

El problema es que solo abarca hasta los seis años y ahí cesa la gratuidad. Ya os lo adelanto: las terapias e intervenciones son costosísimas. Mucho.

Óscar asiste a un centro de atención temprana donde va mejorando poco a poco. Los avances que está haciendo son espectaculares. Pero llegará un momento en el que tendrá que abandonar el servicio para buscar tratamientos privados.

El dinero recaudado se utilizará para pagar la imprenta, el envío y los gastos de la campaña. El resto servirá para ayudar a que Óscar siga con los tratamientos de fisioterapia, psicología, estimulación, logopedia, etc… una vez que haya pasado de los 6 años.

Tal y como van las cosas, es más que probable que los envíos comiencen a partir de marzo de 2020, y es que se está primando la calidad de una manera exquisita…

“Os pido vuestra ayuda para hacer realidad el proyecto más importante de mi vida.”

812 total views, 1 views today