Llevo una temporada larga acudiendo con mucha frecuencia al hospital, y en esta última semana a diario. La sala en la que espero está al lado de ginecología y claro, ¿qué me encuentro ahí? Exacto, muchas mujeres embarazadas a punto de ser madres y otras con bebés recién nacidos en brazos. Mientras escuchaba sus conversaciones sentía esa nostalgia pero al mismo tiempo recordaba los miedos como primeriza; ¿seré capaz de hacerlo?

Unas de los temas que más he estado escuchando, además de la lactancia es el relacionado con el sueño del bebé. Aquí recojo varios de los consejos que con la experiencia por un lado y la información proporcionada por los profesionales fui atesorando en su momento….

Madre embarazada. tumbada en una camaQue el bebé recién nacido duerma bien es una de las grandes preocupaciones de todas las madres, y en especial de las madres primerizas. Los recién nacidos duermen a lo largo de las 24h del día y aún no tienen conciencia del día y la noche. Durante sus primeras semanas de vida, normalmente los bebés se despiertan cada 2-3 horas en el caso de los bebés amamantados, y cada 3-4 horas en el caso de los bebés que se alimentan con biberón. En esta primera etapa, es importante respetar estas comidas, y si el recién nacido duerme más de 4 horas seguidas es conveniente despertarle para que se alimente hasta que gane suficiente peso. Más adelante, si se podrá dejar al bebé dormir durante periodos más largos de tiempo.Estos primeros meses suelen ser los más duros para los nuevos padres, ya que apenas podrán dormir por la necesidad de despertarse muchas veces para atender al bebé. A partir del segundo o tercer mes de vida, algunos bebés ya duermen unas 5-6 horas del tirón, pero otros siguen despertándose varias veces durante la noche.

Durante las primeras semanas de vida del bebé, algunos padres optan por dormirlo con ellos en su habitación, en lugar de dejar su cuna en una habitación diferente. De este modo, el bebé se encuentra más cerca para poder darle las tomas y atenderle durante la noche, lo que resulta más cómodo para muchos padres. Según los expertos, esta práctica es segura y recomendable, siempre y cuando los padres no compartan cama con él.  Compartir cama con el bebé puede aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante y otras muertes relacionadas con el sueño.

¿CÓMO DEBO COLOCAR A MI BEBÉ PARA DORMIR?

Como duermes a tu bebé es muy importante tener en cuenta algunos factores para su seguridad: su cuna, su postura, o el ambiente de su habitación son muy importantes

  • Es muy importante que la superficie sobre la que duerma el bebe sea firme y estable. Debes asegurarte de que el colchón bebe cumpla con la normativa vigente y sea adecuado para tu bebé.

También son importantes los materiales con los que esté fabricada su ropa de cama. Deben ser materiales suaves y de calidad y la sábana bajera debe quedar bien ajustada a su colchón.

  • Para dormir, debes colocar a tu bebé siempre boca arriba (sobre su espalda), no lo coloques nunca de costado o boca abajo. Según la mayoría de los pediatras, si tu bebé duerme en esta posición se reduce el riesgo de muerte súbita del lactante.
  • No pongas ningún otro objeto en su cuna. Cojines, peluches, juguetes… deben estar fuera del área de descanso del bebé.
  • La habitación de tu bebé debe estar bien ventilada, libre de ruidos y a una temperatura ambiente agradable. Además, el bebé debe estar vestido acorde a esa temperatura, no le abrigues más de lo necesario y permanece atento a los signos de calor.
  • Puedes dormir a tu bebé con su chupete, pero si lo rechaza, no le fuerces a usarlo. En el caso de los bebés lactantes, es conveniente esperar a que la lactancia esté establecida para ofrecerle el chupete.

 

TRUCOS PARA DORMIR A UN BEBÉ

Aunque no existe una ciencia exacta para que tu bebé concilie el sueño, hay algunos trucos que pueden ayudarte. Antes de nada, tienes que tener en cuenta que el sueño de los bebés es diferente al de los adultos. En las primeras semanas, dormirán en periodos aproximados de 3 horas ya que deben respetar sus tomas para estar bien alimentados. Como el bebé no es consciente del día ni de la noche, es importante establecer una rutina a lo largo de todo el día, a poder respetando cada día los mismos horarios, para que el bebé se acostumbre y empiece a relacionar esas acciones con el sueño.

Además, es importante que el bebé relacione su cuna con el descanso desde el principio, por lo que es conveniente que se duerma siempre en su cuna por las noches. Por otro lado, al igual que los adultos, los bebés se desvelan rápidamente si hay un exceso de luz o de ruido. Para las tomas o cambios de pañal, procura utilizar una luz tenue y evita interactuar con el bebé durante la noche para que aprenda que es momento de dormir. Otro hábito muy recomendable para ayudar a tu bebé a descansar mejor es darle un baño con agua templada antes de la cena, que le ayudará a relajarse y a conciliar el sueño más rápidamente.

 2,889 total views,  1 views today